EL MEMORIAL
DESCUBRIR EL MEMORIAL
EL RECORRIDO MEDITACIÓN
Desde la explanada, una amplia escalera a cielo abierto conduce al visitante hacia el pasadizo subterráneo, corazón del Memorial. Allí es recibido porla Declaración Universal de los Derechos Humanos, detrás de la cual se puede leer la palabra Libertad en unos 50 idiomas, que representan a los países afectados por la trata de esclavos (ver las traducciones de la palabra « Libertad »).

Una vez en el pasadizo subterráneo, el visitante verá a su izquierda el Loira, entre los pilares de apoyo y a la derecha una inmensa placa de cristal de 90 metros de largo.

Sobre ella se puede ver una selección de textos procedentes de todos los continentes afectados por la trata de esclavos (Europa, África, América, Océano Índico) y fechados entre los siglos XVII y XXI: leyes, testimonios, obras literarias, cantos, textos fundamentales del abolicionismo… (ver los textos del Memorial)

En el extremo oeste del pasadizo, algunas claves históricas y geográficas sitúan la trata atlántica en su contexto. Resaltan la envergadura de los hechos históricos, pero también la lucha contra la servidumbre ayer y hoy (ver cronología de las aboliciones).

« La transformación de un espacio hoy « vacío » en « pasadizo » permitirá entrar en contacto, tanto en el lado del mar como de la tierra, con el suelo mismo de la ciudad de Nantes. Los visitantes del Memorial podrán descender « hacia el mar » a través de un pasadizo que recorre el « quai » del siglo XIX y se encontrarán, por momentos, casi encerrados en subestructuras del siglo XX que evocan el confinamiento extremo del transporte marítimo. Estos espacios descubiertos o de nueva creación también comunicarán al visitante la fuerza emocional del encarcelamiento implícito y explícito en el alojamiento y el transporte de los esclavos. Una inmensa placa de cristal colocada en un ángulo de 45°, como arrojada a través del Memorial, celebra la gran ruptura que representa la abolición de la esclavitud« . « Este pasadizo subterráneo será el corazón del Memorial« .

Krzysztof Wodiczko y Julian Bonder, creadores del Memorial.